55 SEGUNDOS DE BAILE GILIPOLLAS

Frente al hotel de Casas Ibáñez había un local en el que preparaban una fiesta. La música estaba extremadamente alta, de modo que decidí aprovecharlo para que me grabaran haciendo el gilipollas, que es una cosa que relaja mucho.