Las claves para una ducha perfecta

Quizás es mejor que no sepáis por qué Berto Romero tiene un cutis perfecto.