Y todos fueron bienvenidos!

Una cuantas horas de espera. A las 10 de mañana ya había lesbianos haciendo cola. Toda nuestra admiración a vuestra paciencia.